Técnicas para conseguir mejores clientes

¡Hola a todos!

Hoy vamos os vamos a desvelar varias técnicas para conseguir mejores clientes, y ya os anticipamos algo, no hay ningún secreto o llave maestra para conseguirlo. Los mejores clientes son exigentes, pero si sienten que les aportas lo que realmente quieren, pagarán mucho por tu producto. Lee este post, coge papel y lápiz y deja tu opinión en la caja de comentarios.

Para desvelar el cómo conseguirlo vamos a utilizar HISTORIAS REALES de personas que ya se han formado con nosotros y han logrado ese cliente ideal que todos buscamos. De las personas que vamos a hablar son de Yolanda Delgado, una asesora de moda que pasó de facturar 600 euros a tener su propia franquicia (Mango) y facturar 700.000 euros y de José Rodríguez, empresario del mundo de la retirada de residuos que factura más de 600.000 euros.

¿Cómo se consigue el cliente que tú quieres?

¿Cuál es el primer paso para llegar a ese ansiado cliente? Yolanda nos respondía que el cliente debía entender su mensaje y que el primer paso es tener un punto de diferenciación.

La mayoría de los empresarios creen que la diferenciación es compleja, sin embargo, ella, en su salón, simplemente con una llamada al cliente o clienta sobre cómo ha ido la experiencia o cuánto le ha durado el look que le hicieron, ya presentaba una propuesta de consumo bastante diferente a lo que se ofrece fuera. Ojo, solamente una llamada. El resto de los salones se preocupan solo por vender y solo se vende una vez, lo importante es que repita.

Yolanda también nos comentaba que poder hacer este tipo de acciones conlleva unos gastos extras (en tiempo y recursos), por tanto, debía aumentar los ingresos para conseguir un buen margen, es decir, necesitaba un tipo de cliente con poder adquisitivo alto. Si chicos, esto es así. Vuestro cliente debe tener dinero y vosotros debéis ser más caros que el resto. Si caes en saco del precio, perderás la diferenciación pese a que la tengas.

Yolanda: “Solamente el diseño de mi escaparate ya echa para atrás a cierto tipo de clientes”. Este es otro punto fundamental para llegar a ese cliente que quieres. Tienes que diseñar ese cliente ideal que te interesa y hacer un análisis previo de ese cliente. ¿Qué le gusta? ¿Qué hobbies tiene? ¿Cuánto dinero gana? ¿Qué edad tiene?… En base a esto tienes que diseñar la propuesta de tu negocio. Debes personificarlo y visualizarlo. Te recomendamos que directamente lo humanices o que escojas una persona que encaje como tu cliente ideal y tómala de referencia.

Cuando un cliente te pide precio sin conocer el servicio, ese cliente no es tu cliente ideal

Jose directamente nos comentaba que es fundamental, no solamente el diseñar una propuesta que atraiga al cliente ideal, sino una propuesta que evite el cliente que no queremos, que directamente NI LLEGUEN A ENTRAR en el flujo de consumo.

Hay que ser consciente de que cuando elegimos y diseñamos una propuesta de negocio para un cierto tipo de cliente, estamos rechazando otro. Es decir, hay a otro gran porcentaje al que no le vas a gustar e incluso te va a criticar. Ahora bien, ¿cómo consigo rechazar directamente a ese cliente que no me interesa? Jose nos confesó que principalmente se centraba en el precio y en las condiciones de pago. Si lo que le proponía no le cuadraba, salía automáticamente del flujo de consumo.

“Nosotros trabajábamos para empresas constructoras, de reformas… que generaban un gran volumen, pero el margen era muy bajo”. Frente a esta situación, Jose decidió cambiar de cliente ideal. Se centró en hoteles, franquicias, empresas que hacen reformas a grandes marcas… empresas que no buscaban el precio más barato, sino que tenían otro tipo de problemas (horarios, inmediatez…)

¿Cómo consigues que tus empleados cuiden a tus clientes como lo harías tú?

Hay un creencia instaurada en los empresarios que dice que nadie atenderá a tus clientes como si lo hicieses tú mismo ¿Cómo enfrentamos eso? Yolanda se mostró totalmente sincera y nos dijo que si quieres que tus empleados se desvivan por tus clientes como si lo hicieras tú, debes ser primero hacerlo tú con ellos. Incluso nos dijo que en su salón belleza, los tratamientos que les proponían a los clientes,primero se los hacían unas a otras, lo que les permitía sentirse como el cliente se siente y además proponer mejoras de la propia experiencia de consumo. 

Y no solo eso, también invierten tiempo (que podrían utilizar trabajando) para probar y practicar los tratamientos que luego les hacen a sus clientes o clientas, asegurándose de que la propia EXPERIENCIA DE CONSUMO sea la misma independientemente de quien la lidere.

El cambio para encontrar mejores clientes no es solo se debe producir en el plano empresarial, también el personal

En definitiva, si quieres tener mejores clientes, deberás tener un mejor negocio. Y cuando buscas ese negocio, te das cuenta de que la inversión en recursos es mucho mayor. En el caso de Yolanda, por ejemplo, ella debe educar a su equipo para que intervenga directamente en el proceso de creación de productos y procesos, debe convencerlos para que vayan a puerta cerrada para probar tratamientos y procesos, tiene que conseguir involucrarlos al 100%… todo mucho más exigente, para el negocio y, para ella como persona.

Imaginarse establecer una conexión emocional en un sector que tiene que ver con la moda y la estética puede ser sencillo, sin embargo, en un sector como el de nuestro otro invitado Jose, que se dedica a la retirada de residuos, es algo mucho más complejo (al menos eso es lo que se percibe). Ante esto, decidimos preguntarle. Jose nos respondió sin tapujos, para conseguir establecer esa conexión tienes que estar bien contigo mismo, si estás bien contigo mismo, estarás bien con tu equipo y, en consecuencia, tu equipo con tus clientes.

De este Podcast100K extrajimos grandes aprendizajes y todos ellos con ejemplos y negocios reales que ya han conseguido atraer a los clientes que ellos realmente quieren. Si tuviésemos que resumir este #Podcast100K en 5 puntos serían los siguientes:

  • Primero, debes conocer al 100% a tu cliente ideal. Y no nos referimos a explicaciones vacías del tipo “todo el mundo que quiere comprar una casa… bla bla bla”. Este tipo de cliente ideal es UNA MIERDA. Debes personificar a tu cliente, ¿qué edad tiene? ¿Es hombre o mujer? ¿Cuánto gana? ¿A qué se dedica? ¿Qué hace en su tiempo libre? Tienes que ser capaz de imaginar en carne y hueso a ese cliente ideal.
  • Crea un negocio acorde a ese cliente ideal. Tienes que diseñar esa propuesta de consumo para ese cliente. Una propuesta por la que pague más que a la competencia y a su vez, RECHAZE A LOS CLIENTES QUE NO QUIERES.
  • Es fundamental que el negocio presente un punto de diferenciación. Una llamada, una forma de presentar el presupuesto, algún regalo… no es tan difícil diferenciarse, hay que hincar los codos y pensar. Y dentro de este punto de diferenciación, hay que dejar de ser más barato, porque te meterán en el saco del precio y estarás perdido.
  • Tienes que transmitir a tus empleados el amor que le tienes a tu cliente. Dedícales tiempo, invierte en su formación, sé cariñoso/a con ello/as. Esto requiere tiempo, pero a largo plazo dormirás mejor y se multiplicarán tus beneficios.
  • Evoluciona como persona. Convierte los errores en aprendizajes y ábrete a tus clientes y empleados de forma emocional. Interésate por ellos, pregúntales cómo están, dedícales un tiempo a la semana… los negocios son personas y es fundamental ese vínculo de corazón a corazón.

Si te ha gustado nuestro blog, déjanos un comentario con tu opinión y sugerencia para futuros post 😉. ¿Quieres ver la entrevista completa?:

PVP: 395 € 189 €
52% DTO por compra online

Descubre una nueva manera de hacer negocios.

PVP: 395 € 189 €
52% DTO por compra online

Una nueva manera de hacer negocios.