España es el 3º país de Europa con mayor número de empresas, 2,9 millones de empresas ¡es una locura! Esto se traduce en un mercado con muchísimos productos y servicios y muchísimos idénticos al mío.
¿Cómo entonces van a querer comprar mi producto los clientes?

 

Pues, si, hay una palabra que responde a esa pregunta: la confianza. No hay venta sin confianza.

 

 

Es verdad, cada vez las expectativas de los clientes son más altas, su capacidad de decisión se ha hecho mayúscula y podemos decir que se han convertido en consumidores expertos. Tenemos entonces que esforzarnos mucho más, estar en constante cambio y aprovechar todas las oportunidades que se nos presenten.
¡Toma nota si quieres que tus clientes crean en ti!
Solo decirte que las empresas que se centran en la experiencia del cliente como elemento diferenciador crecen 5 veces más rápido. ¡Woooow!
 
El 86% de los consumidores están dispuestos a pagar más por una experiencia mejorada.
 

1 Escucha activa

Escucha lo que tu cliente tiene que decirte, tranquilo, tiene muuuuucho que contarte. Olvídate de hacer de pitonisa, no puedes adivinar lo que busca simplemente espera a escuchar hasta el final.

 

  • Mantén los silencios
  • No interrumpas
  • Permite que la conversación de tu potencial comprador sea lo más larga posible

2 Comparte experiencias

 

 

Lo que más confianza transmite a las personas es la afinidad. Seguro que tus amigos comparten contigo gustos: Los polos opuestos en las relaciones no se atraen.
Si el cliente te habla de una mala experiencia en su vida comparte con él una situación en la que te hayas sentido de manera similar.

 

  • Cliente: ¡Mi hijo se acaba de graduar en la universidad!
  • Tú: Que alegría, los míos acaban de empezar la guardería y dentro de nada tendremos la función de navidad.
  • ALERTA: Si te estás preguntando: ¿y si yo no tengo hijos? ¿me lo invento? Rotundamente no. Compartir experiencias significa compartir experiencias reales. La ética en los negocios es el primer principio inquebrantable.

 

3 Adquiere compromiso

 

La confianza se basa en el compromiso. Cuando no se cumple con los compromisos la confianza se pierde y nosotros queremos generar confianza no se nos pasa por la cabeza perderla.
Debes demostrarle a tu cliente que eres una persona de palabra. Si te ha encargado un libro debes informarle del seguimiento, si llega, si no, cuando, por qué, todo. Tiene que tener claro que tu compromiso con él especial y único.
¿Cómo hacerlo? Ponle fecha a todo. Cuando tus clientes saben cuándo esperan algo de ti les estás transmitiendo tranquilidad.

 

 

BONUS: ¿Por qué nos quiere comprar el cliente?

 

 

 
No lo sabemos, ya hemos dicho anteriormente que no somos una pitonisa. Así que, nuestro primer objetivo es preguntar, preguntar mucho.
Se trata de descubrir por qué nos quiere comprar, olvídate de cómo vender. Tu opinión al respecto de tu producto/servicio no le importa al cliente.
 

 

 

 

 

No puedes hablarle de lo maravilloso que es tu producto sin haberle preguntado ni tan si quiera su nombre.
Preguntas:

 

Situación profesional.
Pareja/hijos.
Últimas vacaciones
Próximas vacaciones.
Objetivos de su empresa.
Dificultades de su empresa.
Intenciones de futuro.
Equipo favorito.
 
El 75% de las preguntas de la conversación deben estar relacionadas con el entorno, contexto, comportamiento y/o conducta.
De este modo, no solo le estarás transmitiendo a ese posible comprador que tienes interés en él, sino que te dará muchísima información sobre que le preocupa, problemas que tiene y lo más importante por qué va a comprar tu producto.

 

 

¡PRUÉBALO! Te aseguramos de que tus ventas crecerán y crecerán.
Si te ha parecido útil esta información ayúdanos compartiéndola en las redes sociales y así muchos otros podrán utilizarla para mejorar la experiencia de sus clientes.

X