kÄramel es sinónimo de creatividad e ingenio. Una empresa muy joven, de apenas dos años pero que acumula más de 15 de experiencia, capaz de transformar espacios de todo tipo para que resulten atractivos, funcionales y sobre todo rentables. Pueden ser comerciales, empresariales, hosteleros, recintos públicos, eventos… Y lo hace con sistemas de cartelería digital, publicidad dinámica, proyecciones audiovisuales, iluminación y sonido profesional. Su director técnico y creativo es Alberto Oliver. Sostiene con rotundidad que realizar la formación completa de Level UP le ha enseñado a conversar y negociar de tú a tú con multinacionales, siendo un autónomo. Pensar en grande le ha permitido ampliar su facturación un 70% el primer año y un 50% el segundo. 

 Alberto tiene 35 años y cuenta con una amplia formación especializada, que comenzó en Alicante y le llevó a Barcelona, donde dio sus primeros pasos profesionales. Allí destacó liderando equipos de hasta quince personas para marcas de primer nivel, pero tenía inquietud emprendedora. Algo totalmente ajeno a su formación y a la experiencia de su familia. Nos explica que cuando conoció Level UP desconfió, porque había asistido a muchos cursos que le proporcionaban información útil pero que no llegaba a poner en práctica. Animado por otros comentarios de conocidos, y tras escuchar al fundador y CEO de Level UP Carlos Delgado en una presentación de su libro Pastilla roja para tu negocio. Cómo ganar al menos 5.000€/mes con cualquier negocio que elijas y ser más feliz, decidió probar suerte otra vez. 

 Así describe lo que ocurrió: “Hasta el Nivel 2 me llamaron mucho la atención los cursos de la línea de Desarrollo Empresarial pero el curso de El Espíritu del Líder, de la línea de Liderazgo, es lo que ha supuesto el cambio de mi vida. Recuerdo que la primera vez que puse en práctica la técnica del sistema de ventas que aprendí con Level UP en el Nivel 1 fue en el negocio de estética en el que soy socio con mi mujer. Convencido, aunque a la vez incrédulo, logramos en 15 días de verano, 25 clientes nuevos y fidelizar muchos de los que teníamos”. 

 Tras realizar El Espíritu del Líder: Campamento de entrenamiento avanzado afirma que se siente “liberado” de carga emocional, aparentemente imperceptible, pero que le impedía desarrollarse plenamente. Sus relaciones interpersonales son ahora de una gran calidad a nivel personal y profesional, pero sobre todo está multiplicando su parte creativa en todas las áreas del negocio. “Es fundamental para kÄramel. Aportamos soluciones personalizadas que permiten a los clientes sacar rédito de sus espacios comerciales, mejorar la experiencia de sus usuarios, clientes, público… Actuar con rapidez, seguridad y un servicio excelente, especialmente cuando surgen imprevistos, es clave para convertirte en un proveedor cualificado y de confianza”. 

 kÄramel trabaja para todo tipo de clientes, entre ellos grandes cadenas de moda y electrónica en España, Portugal y otros puntos de Europa. También en eventos como Low Festival Benidorm, u otro tipo de pymes y empresas, como restaurantes, centros de estética o gimnasios. Ha creado su propio equipo para coordinar varios proyectos a la vez en diferentes países y tiene en perspectiva nuevos proyectos.  

 Mientras hablamos con él, nos pide que destaquemos un aprendizaje que le ha sido muy útil. Nos cuenta que perdió el miedo a que le rechazaran presupuestos y dejó de competir por precio. Cuando se ofrece calidad hay que estar retribuido de forma adecuada, e indudablemente es una garantía para el cliente. Si entendemos cómo funciona, se pueden conseguir márgenes elevados siguiendo una serie de pautas. Añade que fue el paso decisivo para crecer, y dependía principalmente de su actitud. Además, para él es fundamental que sus trabajadores estén bien pagados y considerados. “Si no proporcionas un ambiente estable y cordial, no es posible prestar buen servicio. Quiero ser la empresa en la que los estudiantes y profesionales del sector deseen trabajar”. 

 Si te ha gustado leer el caso de Alberto Oliver, también te puede interesar cómo logró Ramón Sánchez Paco escalar en un año del puesto 80 al tercero en ventas nacionales, en One Telecom. 


X