gestion conflictos laborales

Cada persona es un mundo. Con sus manías, sus historias y sus cosas raras. Y cuando se rodea de otras personas con sus manías, historias y cosas raras, surgen conflictos. Malos entendidos. Mosqueos. Por tanto, que en un negocio haya malos rollos es lo más normal del mundo. Y también es normal que afecte al rendimiento y productividad de la empresa.

A partir de ahí es cosa de la empresa dejarlo a su libre albedrío o solucionarlo. La cantidad de problemas y el ritmo al que se solucionen está afectando directamente a los resultados del negocio. Dicho más claramente: cuanto más se peleen y más tarden en arreglarlo las personas de tu equipo, menos pasta encontrarás en tu cuenta a final de mes.

Hay muchas maneras de combatir estos problemas. Por una parte están los conflictos que podemos tratar con más facilidad. Cuando las personas están dispuestas a hablar los temas y entenderse, aunque por si mismos no lo puedan conseguir. Necesitan de tu ayuda. Luego tenemos aquellos problemas que pueden hacer que tu negocio pierda el rumbo que tenías previsto, cuando la gente no quiere dar su brazo a torcer, ten mucho cuidado con estas situaciones.

Es muy importante que asumas el rol de líder, una persona capaz de darse cuenta de cuando las cosas no van bien y guiar a tu equipo hacia el objetivo común, intentando que todos estén lo más a gusto posible.

 

técnicas gestion conflictos laboralesTécnicas para resolución de conflictos

Estas técnicas de resolución de conflictos son algunas de las más utilizadas a la hora de afrontar una situación problemática. Dependerá del grado de importancia del conflicto y de la actitud que puedan tener los protagonistas ante el problema.

La realidad no existe

Nuestra percepción de la realidad está influida por muchos factores, filtros, con lo cual no somos capaces de interpretar lo que estamos viendo. Nos encanta tener razón, así que muchas veces entramos en conflicto, claro. Este tipo de problemas necesitan de una persona que defina de donde surge este problema en cuestión y aclarar cuál es el fin a donde queremos llegar. Cuando tenemos claro estos puntos tu labor es buscar la solución que sea mejor para todos, intentando que todos estén de acuerdo.

 

La confianza da asco

Aquí lo que tenemos que buscar es facilitar que haya comunicación entre las personas. Cuando tenemos algún tipo de vínculo emocional con otras personas tendemos a ser más duros con ellos. Es un poco aquello que se dice de “la confianza da asco”. Nuestra labor será intentar que se hablen las cosas, hacer que cada parte vea y acepte el punto de vista de la otra persona, sacando las emociones que hay detrás y que estén afectando a la resolución.

 

Al rincón de pensar

Imagínate, dos personas no consiguen llegar a un acuerdo. Son conscientes de la situación y están dispuestos a arreglarlo pero no consiguen por ellos mismos llegar a entenderse. Tu labor será sentarte con ellos y guiarles hacia el punto que es más beneficioso para todos. Intentarás dar sentido común al asunto que se esté tratando, siempre con objetividad. Y al final, ellos mismos tendrán que llegar a una conclusión. Ellos toman la decisión, tu solo les guías en el camino.

 

Tarjeta y expulsión

Aquí nos encontramos con otra variante. Dos personas no consiguen ponerse de acuerdo por el motivo que sea, y son ellos los que por decisión propia van a asignar a otra persona independiente a que haga de árbitro, que en este caso serías tu. Tu labor es tomar una posición neutra, como si de un árbitro de fútbol se tratara. Vas a ver las posiciones de cada parte y en base a ello tomarás una decisión que ambas partes tendrán que aceptar sin negarse.

 

Los que se pelean se desean

En el caso de la negociación nos encontramos ante la resolución más pacífica, donde son los propios implicados los que buscan una solución por medio de la argumentación y la cooperación entre ellos. Se busca elaborar una propuesta conjunta que ponga fin al problema llegando a un punto en común.

Esta forma sin duda es la que siempre querríamos que sucediera. Tarea difícil. Es tan sencillo en la teoría como que dos personas con opiniones diferentes son capaces de poner sobre la mesa su visión personal del asunto que trae problemas y mediante la razón y la argumentación llegar a un punto en común entre los dos.

Esto es lo que tienes que llegar a conseguir en tu equipo, fomentar la buena comunicación, lograr que tengan empatía, evitando conflictos innecesarios.

 

gestion conflictos laborales consejosConsejos para gestionar un conflicto en tu negocio

1. Acciones preventivas. Cuando tienes un negocio es importante que desde el principio tengas claro que los conflictos son algo natural de las personas. Intenta tener unas reglas para evitar que ocurran.

2. De repente te encuentras con una discusión en tu empresa. ¿Qué debes hacer? Identifica cuál ha sido el origen del problema, aprende de ellos y convierte ese inconveniente en una oportunidad mejorar.

3. Cuando las situaciones se vuelvan tensas, procura que siempre se hablen las cosas de buenas maneras, sin atacar, con respeto hacia la otra persona e intentando que se pongan en la situación del otro.

4. Cuando ves que algo está fallando, la gente cuchichea, malas caras… no lo dejes pasar. Afronta el problema cuanto antes, de forma directa y soluciónalo a la mayor brevedad para evitar que la bola se haga más grande.

5. Tu tienes tu opinión, como todo el mundo, pero tienes que ser neutral ante un conflicto y buscar la salida más pacífica y que pueda beneficiar a lo importante, tu negocio.

 

Actúa como un líder

Asumir el rol de líder es algo fundamental para hacer una buena gestión de los conflictos que, lo quieras o no, llegarán. Es algo normal entrar en diferencias, somos humanos.

Tu responsabilidad como líder en tu negocio implica tener la capacidad de fortalecer las relaciones entre las personas que trabajan contigo, ser un buen comunicador para hacer llegar el mensaje de forma adecuada, tener la capacidad de motivar, ayudar a otras personas a su propio desarrollo, entre otras muchas.

En Level UP, primera escuela de negocios específicamente dedicada a pymes y autónomos, tenemos una formación específica para el desarrollo del liderazgo donde podrás potenciar tus capacidades y lograr una buena gestión de los conflictos en tu empresa.

¿Quieres saber más? Infórmate de nuestros cursos.