Enerluz- LaureanoEl fundador de Enerluz, Laureano Pérez-Andújar, y su socio Andrés Sempere son auditores energéticos capaces de garantizar a las comunidades de vecinos un ahorro medio en la factura de la luz del 56%. Hace año y medio, después de que Laureano realizara los cursos de Nivel 1, decidieron contactar con los asesores empresariales de Level UP para mejorar sus técnicas de gestión. En estos meses han impulsado un plan de ventas de gran eficacia y se plantean expandir su probado sistema de ahorro a través de una red nacional de franquicias.

Realizar el Curso de Nivel 1 “Diamante en Bruto: despierta y lidera tu nueva realidad profesional”, a principios del pasado año, ayudó a Laureano a fijarse unos objetivos comerciales, luchar por ellos, e incluso superarlos ampliamente. “En el mes de diciembre de 2014, pocos meses después de estar trabajando con la asesoría de Level UP, Enerluz logró multiplicar por cinco los contratos mensuales con comunidades de vecinos”, explica. Las sesiones semanales con el asesor “nos han permitido reorientar nuestra estrategia de ventas, garantizando el ahorro a través de un nuevo sistema de facturación ventajoso para los clientes”, añade Laureano.

Para este directivo “Level UP ha supuesto un impulso favorable para el negocio, porque gestionar una empresa es una asignatura que no se estudia en la carrera” y “tener una buena idea o conocimiento profesional no implica alcanzar el éxito”.

Este Ingeniero Industrial afincado en Alicante se distingue por su capacidad para adaptarse a nuevas situaciones. Durante dos décadas ha desempeñado diferentes funciones en industrias multinacionales hasta que en 2006 decidió dar el salto y, aprovechando el tirón de las energías renovables, abrió una franquicia de instalación de energía solar y térmica, principalmente dirigida a empresas. Desde Enerluz ha trabajado para grandes cuentas, realizando obras tan emblemáticas como la dirección técnica de la instalación fotovoltaica en la Torre Titania de Madrid –la antigua Torre Windsor-.

En 2013 Enerluz se desvincula de la franquicia y comienza una nueva etapa como empresa independiente. Decide potenciar la labor comercial entre comunidades de vecinos, sin abandonar sus grandes cuentas, que generaban el 90% de su negocio. Realizan auditorías energéticas en comunidades y empresas para reparar, sustituir o modificar instalaciones poco eficientes; ofrecen el mantenimiento de las comunidades; y estudian los planes contratados con las compañías eléctricas buscando el mayor ahorro o detectando errores de facturación que, incluso, se remontan a años atrás. En una ocasión llegaron a reclamar 50.000€ por estos cobros erróneos. Además, es una de las pocas empresas españolas que ofrece servicios de termografía, una técnica de medición con utilidad en numerosos campos profesionales, y que en su caso les ayuda a detectar pérdidas de energía calorífica y disminuir el riesgo de incendio, abaratando así los costes de seguros para las empresas.

La comunicación interpersonal con los clientes particulares ha sido otro reto para Enerluz. “La mayoría no tiene conocimientos técnicos y debemos ganarnos su confianza en un sector que comercialmente está denostado”, explica Laureano. Los cursos –dice- también “nos han ayudado a descubrir nuestra capacidad comercial. Los resultados de ventas que estamos viendo superan lo esperado. La tónica de los últimos meses es que estamos quintuplicando la media mensual de contratos del pasado año y no se debe a campañas puntuales sino a un incremento sostenido.”


X