Uno de los errores más comunes en el mundo de las ventas es la falta de habilidades de comunicación durante el proceso de venta con nuestros clientes.

Es muy importante tener en cuenta que estas habilidades se mejoran y se adoptan con un trabajo continuo y con un proceso de aprendizaje que nunca acaba. Hay que aprender a vender y venderse.

En la mayoría de ocasiones, no tenemos en cuenta factores muy importantes para mejorar la venta y que todo fluya.  Por eso hoy os dejamos tres consejos a tener en cuenta durante el proceso de venta:

ENERGÍA. En muchas ocasiones hay empresarios que no quieren hablar de su producto, es algo habitual, siempre dicen lo mismo y cuando lo hacen, lo hacen sin energía y con aburrimiento.

Es necesario que, desde la presentación del producto o servicio hasta el cierre de la venta, mantengamos una buena energía, ya que será clave en la decisión de tu cliente.

Tienes que tener convicción en lo que estás diciendo, si tú no confías en ello, ¿quién lo va a hacer?

CAPACIDAD DE NEGOCIAR. Tenemos que ser flexibles y tener claro que cuando hay una venta, es posible negociar y que las condiciones cambien, además de entender cuál es nuestro rol y cómo generar ese intercambio.

Cómo dar a otra persona lo importante y recibir a cambio lo que yo quiero.

El último factor que afecta a las habilidades de ventas es el miedo a perderla, EL MIEDO AL RECHAZO, miedo a que el cliente nos diga que no.

Cuando nos aferramos a este miedo, no confiamos en lo que estamos diciendo y a la primera de cambio, como ni nosotros mismos estamos creyendo en lo que ofrecemos, acabamos bajando el precio. De hecho, llegamos a bajar el precio sin que el cliente lo pida.

Si entendemos estos tres factores y trabajas en ellos, mejorareis considerablemente las habilidades de comunicación durante la venta.
Ten convicción en que esa venta se va a cerrar, juega tu papel en el proceso de negociación y ¡A VENDERLO TODO!

Uno de los errores más comunes en el mundo de las ventas es la falta de habilidades de comunicación durante el proceso de venta con nuestros clientes.

Es muy importante tener en cuenta que estas habilidades se mejoran y se adoptan con un trabajo continuo y con un proceso de aprendizaje que nunca acaba. Hay que aprender a vender y venderse.

En la mayoría de ocasiones, no tenemos en cuenta factores muy importantes para mejorar la venta y que todo fluya.  Por eso hoy os dejamos tres consejos a tener en cuenta durante el proceso de venta:

ENERGÍA. En muchas ocasiones hay empresarios que no quieren hablar de su producto, es algo habitual, siempre dicen lo mismo y cuando lo hacen, lo hacen sin energía y con aburrimiento.

Es necesario que, desde la presentación del producto o servicio hasta el cierre de la venta, mantengamos una buena energía, ya que será clave en la decisión de tu cliente.

Tienes que tener convicción en lo que estás diciendo, si tú no confías en ello, ¿quién lo va a hacer?

CAPACIDAD DE NEGOCIAR. Tenemos que ser flexibles y tener claro que cuando hay una venta, es posible negociar y que las condiciones cambien, además de entender cuál es nuestro rol y cómo generar ese intercambio.

Cómo dar a otra persona lo importante y recibir a cambio lo que yo quiero.

El último factor que afecta a las habilidades de ventas es el miedo a perderla, EL MIEDO AL RECHAZO, miedo a que el cliente nos diga que no.

Cuando nos aferramos a este miedo, no confiamos en lo que estamos diciendo y a la primera de cambio, como ni nosotros mismos estamos creyendo en lo que ofrecemos, acabamos bajando el precio. De hecho, llegamos a bajar el precio sin que el cliente lo pida.

Si entendemos estos tres factores y trabajas en ellos, mejorareis considerablemente las habilidades de comunicación durante la venta.
Ten convicción en que esa venta se va a cerrar, juega tu papel en el proceso de negociación y ¡A VENDERLO TODO!


X