Desconectar es importante. De hecho, hay estadísticas que muestran que, si estás continuamente haciendo cosas sin dar descanso a tu mente, te vuelves improductivo. Entre muchas otras cosas.

Si cuando vas al cine, estás pendiente del móvil por unas facturas que te tienen que llegar o cuando vas al parque con tus hijos te llevas el portátil para realizar gestiones, algo falla. 

Por ello, te ofrecemos estos consejos para llevar tu negocio de forma más amena:

No te conviertas en esclavo de tu teléfono móvil:

Sabemos que es tentador contestar emails y llamadas fuera de horario laboral, sin embargo, esto no se debe convertir en una práctica habitual. Hay que saber separar vida personal de la profesional.

Tu hobbie debe ser tu aliado:

Dedícate a disfrutar de aquello que realmente te gusta, esto te hará desconectar totalmente de tu parte profesional y a mantener la mente despejada.

Dale un capricho a tu cuerpo:

Mímate, busca actividades como el ir a un spa o darte un masaje. En conclusión, algo que te haga evadirte, no solo del trabajo.

Hacer actividad física:

Hacer actividad física nos permitirá despejar la mente además de reducir el estrés. También favorecerá tu autoestima.

Ponerse metas que no tengan que ver con el ámbito profesional:

¿Te gusta cocinar? Pues proponte crear tu propia receta, ¿no sabes inglés? Pues lee un par de libros que te ayuden a mejorar. Estas metas te reforzarán y te mantendrán desconectado del ambiente laboral.

Estos son 5 consejos para desconectar del ambiente laboral de los miles que existen. Y tú, ¿cómo desconectas del trabajo?


X