Tú no mandas sobre tu negocio

Tú no mandas sobre tu negocio

Cuando era niño, mi abuelo siempre me decía: “Yo pensé, yo creí, yo imaginé son hijos de Doña Ignorancia y de Don tiempo perdido.” y aunque me irritaba cuando me lo decía, ahora reconozco que la frase está llena de sabiduría.  A todos nos gusta tener razón y quedamos...