Si no innovas, mueres, así de simple.

Sin embargo, la mayoría de pequeños empresarios prefiere ignorarlo, prefieren aceptar y acatar que la innovación no está a su alcance y se refugian en excusas, mayoritariamente de carácter económico.

Sin embargo, en Level UP, somos tajantes. Cualquier persona puede innovar y para ello no es necesario llevar a cabo grandes inversiones de dinero. Los negocios son matices y en este post os queremos mostrar 7 formas de innovación creativas aplicables a cualquier negocio:

El primer ejemplo lo encontramos en un simple ticket. En este caso, el ticket es de un restaurante de EEUU que no solo contiene el importe de la cuenta sino que contiene un texto llamativo para que el cliente se valla con una sonrisa.

Por ejemplo: una simple innovación del tipo “descuento de un 5% por ser un gran cliente”,  podría hacer que cientos de personas hablaran de ti.

El segundo ejemplo es de una clínica dental. Esta simple forma de publicidad en el exterior, puede ser la diferencia de que un cliente tenga interés o no por ti. Esta forma de dejar el contacto es tremendamente innovadora y además económica, ¿sigues pensando que innovar es caro?

El tercer ejemplo es trasladable a cualquier producto. La forma en la que lo presentas, como envías un presupuesto, una factura… Estos factores no se explotan, pero pueden sorprender a tu cliente.

Hay que aprovechar cada matiz para que tu cliente se quede con la boca abierta. Fíjate en la imagen del ejemplo, como se presenta un producto normal y corriente de una forma muy especial. ¿Comprarías tú uno de estos pinceles? 

Este ejemplo de publicidad gráfica es un gran cartel. Sencillo y directo. Dejémonos de “El mejor gimnasio para perder peso”, “ponte en forma”, etc. Aceptemos que eso ya no funciona. Tenemos que ir al corazón del cliente e infringirle el dolor que sentiría al no consumir tu producto.

TA qué tipo de negocio pertenece esta fotografía?

A una peluquería, ¿te lo esperabas? Exacto, los clientes tampoco.

Ofrecer servicios diferentes o complementarios puede hacer que la experiencia de tu cliente sea 10 veces más potente que si solo te limitas a ofrecer tu producto o servicio. ¿Jugamos una partida al futbolín?

¿Tu producto es realmente bueno, pero no te compran? Pues aplícale una garantía que te de credibilidad.

En Level UP, cuando se asiste a un curso de nivel 1 que se ha adquirido por la web se puede solicitar el importe íntegro del coste del curso si al finalizar el primer día de formación no te sientes satisfecho con el servicio.

Esto es una garantía. Por ejemplo, si fueras un restaurante, ¿podrías prometer que si tardas más de 20 minutos en servir la comida, el cliente se lleva un 50% de descuento? 

Otro de los ejemplos es el escribir una carta a mano que acompañe cada venta online que haces. Esto le dará un toque personal a tu producto y generará en el cliente una sensación de cariño y verdadera preocupación porque se sienta a gusto. 

Estos son solo 7 ejemplos de los miles que se pueden aplicar en los negocios para diferenciarse. Después de ver estos ejemplos, ¿sigues creyendo que diferenciarse es complicado? Déjanos tus ideas en los comentarios.

Si no innovas, mueres, así de simple.

Sin embargo, la mayoría de pequeños empresarios prefiere ignorarlo, prefieren aceptar y acatar que la innovación no está a su alcance y se refugian en excusas, mayoritariamente de carácter económico.

Sin embargo, en Level UP, somos tajantes. Cualquier persona puede innovar y para ello no es necesario llevar a cabo grandes inversiones de dinero. Los negocios son matices y en este post os queremos mostrar 7 formas de innovación creativas aplicables a cualquier negocio:

El primer ejemplo lo encontramos en un simple ticket. En este caso, el ticket es de un restaurante de EEUU que no solo contiene el importe de la cuenta sino que contiene un texto llamativo para que el cliente se valla con una sonrisa.

Por ejemplo: una simple innovación del tipo “descuento de un 5% por ser un gran cliente”,  podría hacer que cientos de personas hablaran de ti.

El segundo ejemplo es de una clínica dental. Esta simple forma de publicidad en el exterior, puede ser la diferencia de que un cliente tenga interés o no por ti. Esta forma de dejar el contacto es tremendamente innovadora y además económica, ¿sigues pensando que innovar es caro?

El tercer ejemplo es trasladable a cualquier producto. La forma en la que lo presentas, como envías un presupuesto, una factura… Estos factores no se explotan, pero pueden sorprender a tu cliente.

Hay que aprovechar cada matiz para que tu cliente se quede con la boca abierta. Fíjate en la imagen del ejemplo, como se presenta un producto normal y corriente de una forma muy especial. ¿Comprarías tú uno de estos pinceles? 

Este ejemplo de publicidad gráfica es un gran cartel. Sencillo y directo. Dejémonos de “El mejor gimnasio para perder peso”, “ponte en forma”, etc. Aceptemos que eso ya no funciona. Tenemos que ir al corazón del cliente e infringirle el dolor que sentiría al no consumir tu producto.

TA qué tipo de negocio pertenece esta fotografía?

A una peluquería, ¿te lo esperabas? Exacto, los clientes tampoco.

Ofrecer servicios diferentes o complementarios puede hacer que la experiencia de tu cliente sea 10 veces más potente que si solo te limitas a ofrecer tu producto o servicio. ¿Jugamos una partida al futbolín?

¿Tu producto es realmente bueno, pero no te compran? Pues aplícale una garantía que te de credibilidad.

En Level UP, cuando se asiste a un curso de nivel 1 que se ha adquirido por la web se puede solicitar el importe íntegro del coste del curso si al finalizar el primer día de formación no te sientes satisfecho con el servicio.

Esto es una garantía. Por ejemplo, si fueras un restaurante, ¿podrías prometer que si tardas más de 20 minutos en servir la comida, el cliente se lleva un 50% de descuento? 

Otro de los ejemplos es el escribir una carta a mano que acompañe cada venta online que haces. Esto le dará un toque personal a tu producto y generará en el cliente una sensación de cariño y verdadera preocupación porque se sienta a gusto. 

Estos son solo 7 ejemplos de los miles que se pueden aplicar en los negocios para diferenciarse. Después de ver estos ejemplos, ¿sigues creyendo que diferenciarse es complicado? Déjanos tus ideas en los comentarios.


X