¿De qué depende el aprovechamiento del tiempo?

Puedes pensar que destacar sobre el resto supone un montón de horas. Y es cierto. Pero no será el número de horas lo que determinará tus resultados, sino el rendimiento que le sacas a cada una de ellas.

Sé consciente de que tu productividad actual está basada en ciertos principios y pensamientos. Está en tu mano acceder a una nueva forma de pensar que te de otro nivel de resultados, unos resultados muy superiores a los que tienes a día de hoy.

 

En el post de hoy te damos 5 claves para que puedas detectar a tiempo qué áreas te están frenando y te están haciendo ser más improductivo/a y así, puedas poner el foco en ellas para conseguir mejores resultados.  

1. NO TIENES ESTABLECIDOS UNOS OBJETIVOS

 

Como muchas otras pequeñas y medianas empresas tú tampoco has establecido unos objetivos claros, ni personales ni empresariales. Esto hace que tu situación, poco a poco, se vaya poniendo más difícil.

 

Debes tener claras tus metas a medio y largo plazo: qué tipo de negocio quieres tener, cuánto quieres facturar, en qué ciudades quieres estar presente, cuántas personas quieres tener en tu equipo, cuánto tráfico quieres generar hacia tu página web, qué conversión de ventas buscas…

2. NO PRIORIZAS TU AGENDA

Sin darnos cuenta, muchas veces nuestra agenda tiene más que ver con lo que otros esperan de nosotros que con nuestro propio criterio. Párate un segundo. Reflexiona sobre lo que has hecho los últimos días: los cafés que has tomado, las personas con las que has estado…

 

¿Está tu agenda 100 % enfocada hacia tus verdaderas metas o, más bien, en complacer a otros?

 

Priorizar tu agenda implica renunciar no solo a lo que hasta ahora habías hecho, sino que también implica hacer cosas diferentes.

3. NO TIENES DEFINIDA LA MANERA MÁS PRODUCTIVA DE REALIZAR CADA ACTIVIDAD

Hasta este mismo momento has estado trabajando lo mejor que has sabido, aunque entiendes perfectamente que estás lejos de llegar a la máxima eficacia.

 

Debes analizar y especificar cada una de las acciones que se desempeñan en tu negocio para así elevar el rendimiento.

 

Puedes hacerlo introduciendo sistemas de medición para optimizar procesos productivos, investigando para saber el tiempo exacto que se tarda en acabar todos y cada uno de los trabajos, estableciendo sistemas de calidad, etc…

4. TIENES LA COLETILLA ‘’NO TENGO TIEMPO’’ PEGADA A TI

 

El tiempo es el único recurso que es igual para todas las personas de este planeta.

’No tengo tiempo’’ es solo una excusa que pone tu mente para protegerte y para contener tu frustración. Pero no te confundas, esto te aparta enormemente de la realidad. No es cuestión de tiempo, es cuestión de capacidades.

 

Eres totalmente capaz de convertir tu tiempo en algo único. ¿Qué te diferencia de Steve Jobs, Walt Disney o John Lennon? ¿Es que tenían ellos más tiempo en sus días?

 

  • Reflexiona: ¿Qué capacidades debes utilizar para llegar 5 o 10 veces más rápido a lo que deseas? Seguro que ya se te han ocurrido un par…

5. TODAVÍA NO ERES 100% RESPONSABLE

 

Si preguntas a cualquier persona si le gustaría ganar más dinero en su trabajo, la mayoría te dirá que sí.

Sin embargo, si preguntas de quién depende que gane más dinero en su trabajo, seguramente se acordará de varios factores como que mejore la situación económica actual, de su jefe, de que lleguen más clientes a su negocio, de que crezca la oferta de empleo…

 

Habrá muy pocos que respondan claramente: «de mí mismo».

 

Esto sucede básicamente porque la mayoría de las personas todavía no han asumido toda la responsabilidad de sus resultados. Tienes que tener claro que el único responsable de tus resultados eres tú.

 

Eso implica aceptar que todo lo que sucede a tu alrededor son tus resultados. El dinero que ganas es tu resultado. De hecho, no solo el dinero que ganas, también lo son tus relaciones, tus preocupaciones, tu calidad de vida, tu nivel de felicidad, etc.

Como hemos dicho anteriormente el tiempo es el único recurso que es igual para todas las personas de este planeta. El tiempo es oro, utilízalo de manera inteligente.

Y ya que vamos a trabajar durante toda nuestra vida, ¿por qué no sacarle el máximo partido a ese tiempo?

 Si de verdad quieres vivir la vida intensamente vas a tener que empezar a utilizar tu tiempo de otra manera. ¡PASA A LA ACCIÓN!

¿De qué depende el aprovechamiento del tiempo?

Puedes pensar que destacar sobre el resto supone un montón de horas. Y es cierto. Pero no es el número de horas lo importante, sino el rendimiento que le sacas a cada una de ellas.

Sé consciente de que tu productividad actual está basada en ciertos principios y pensamientos. Está en tu mano acceder a una nueva forma de pensar que te de otro nivel de resultados, unos resultados muy superiores a los que tienes a día de hoy.

 

En el post de hoy te damos 5 claves para que puedas detectar a tiempo qué áreas te están frenando y te están haciendo ser más improductivo/a y así, puedas poner el foco en ellas para conseguir mejores resultados.  

1. NO TIENES ESTABLECIDOS UNOS OBJETIVOS

 

Como muchas otras pequeñas y medianas empresas tú tampoco has establecido unos objetivos claros, ni personales ni empresariales. Esto hace que tu situación, poco a poco, se vaya poniendo más difícil.

 

Debes tener claras tus metas a medio y largo plazo: qué tipo de negocio quieres tener, cuánto quieres facturar, en qué ciudades quieres estar presente, cuántas personas quieres tener en tu equipo, cuánto tráfico quieres generar hacia tu página web, qué conversión de ventas buscas…

2. NO PRIORIZAS TU AGENDA

Sin darnos cuenta, muchas veces nuestra agenda tiene más que ver con lo que otros esperan de nosotros que con nuestro propio criterio. Párate un segundo. Reflexiona sobre lo que has hecho los últimos días: los cafés que has tomado, las personas con las que has estado…

 

¿Está tu agenda 100 % enfocada hacia tus verdaderas metas o, más bien, en complacer a otros?

 

Priorizar tu agenda implica renunciar no solo a lo que hasta ahora habías hecho, sino que también implica hacer cosas diferentes.

3. NO TIENES DEFINIDA LA MANERA MÁS PRODUCTIVA DE REALIZAR CADA ACTIVIDAD

Hasta este mismo momento has estado trabajando lo mejor que has sabido, aunque entiendes perfectamente que estás lejos de llegar a la máxima eficacia.

 

Debes analizar y especificar cada una de las acciones que se desempeñan en tu negocio para así elevar el rendimiento.

 

Puedes hacerlo introduciendo sistemas de medición para optimizar procesos productivos, investigando para saber el tiempo exacto que se tarda en acabar todos y cada uno de los trabajos, estableciendo sistemas de calidad, etc…

4. TIENES LA COLETILLA ‘’NO TENGO TIEMPO’’ PEGADA A TI

 

El tiempo es el único recurso que es igual para todas las personas de este planeta.

’No tengo tiempo’’ es solo una excusa que pone tu mente para protegerte y para contener tu frustración. Pero no te confundas, esto te aparta enormemente de la realidad. No es cuestión de tiempo, es cuestión de capacidades.

 

Eres totalmente capaz de convertir tu tiempo en algo único. ¿Qué te diferencia de Steve Jobs, Walt Disney o John Lennon? ¿Es que tenían ellos más tiempo en sus días?

 

  • Reflexiona: ¿Qué capacidades debes utilizar para llegar 5 o 10 veces más rápido a lo que deseas? Seguro que ya se te han ocurrido un par…

5. TODAVÍA NO ERES 100% RESPONSABLE

 

Si preguntas a cualquier persona si le gustaría ganar más dinero en su trabajo, la mayoría te dirá que sí.

Sin embargo, si preguntas de quién depende que gane más dinero en su trabajo, seguramente se acordará de varios factores como que mejore la situación económica actual, de su jefe, de que lleguen más clientes a su negocio, de que crezca la oferta de empleo…

 

Habrá muy pocos que respondan claramente: «de mí mismo».

 

Esto sucede básicamente porque la mayoría de las personas todavía no han asumido toda la responsabilidad de sus resultados. Tienes que tener claro que el único responsable de tus resultados eres tú.

 

Eso implica aceptar que todo lo que sucede a tu alrededor son tus resultados. El dinero que ganas es tu resultado. De hecho, no solo el dinero que ganas, también lo son tus relaciones, tus preocupaciones, tu calidad de vida, tu nivel de felicidad, etc.

Como hemos dicho anteriormente el tiempo es el único recurso que es igual para todas las personas de este planeta. El tiempo es oro, utilízalo de manera inteligente.

Y ya que vamos a trabajar durante toda nuestra vida, ¿por qué no sacarle el máximo partido a ese tiempo?

 Si de verdad quieres vivir la vida intensamente vas a tener que empezar a utilizar tu tiempo de otra manera. ¡PASA A LA ACCIÓN!


X